Ir al contenido principal

El sector lácteo leonés: causas de su crisis

El conjunto del País Leonés ha sido y es referente en cuanto al sector ganadero, tanto en producción de carne como de otros derivados de la ganadería (leche, lana, cuero...). De las tres provincias leonesas, León y Zamora (por este orden) han sido las grandes productoras de leche, mientras que Salamanca se ha inclinado más a la producción cárnica. Actualmente el sector atraviesa una grave crisis que no es sinola fase final de un largo proceso de lo que se puede calificar como graves errores en la gestión de la producción láctea tanto por parte de la UE como en especial por parte del gobierno central español y en extremo de la junta de Castilla y León que no han sabido encontrar una salida ni una rentabilidad -que la tiene- al modo de vida de miles de leoneses.

Hasta la entrada en la UE de España, el conjunto del País Leonés era un gran productor de leche dentro del estado. Podemos afirmar que, después de Galicia y Asturias, y por este orden, la leche leonesa era la de mayor peso específico. A eso añadamos otros factores fundamentales como la existencia de razas vacunas propias de la que conviene destacar la mantequera leonesa, raza que producía una leche con un índice de materia grasa superior al 6% y que por cuestiones de mercado y demandas de los consumidores, fue relegándose a un segundo puesto hasta su total desaparición fechada hacia los años 80 del siglo XX.
fuente: wikipedia.
La leche y la cuota láctea
Aunque la entrada en la UE de España supuso toda una revolución en el mundo agrario, en el lácteo fue aún mayor dado que introducía el concepto de cuota de producción. Consistía en un volumen de producción que se asignaba a cada estado en un reparto algo desigual e injusto, por cuanto primaba las producciones de los estados más veteranos (caso de Holanda, Dinamarca y la todopoderosa Francia) sin tener en cuenta las realidades socioeconómicas de los nuevos miembros. Ejemplo de esto es que hasta 1990, la leche española se exportaba en un 80% de su producción, por su menor coste frente a los estados europeos antes citados. La cuota asignada se distribuía entre las comunidades autónomas, usando el criterio de producciones preexistentes, y éstas las volvían a redistribuir internamente entre los productores censados en sus respectivos territorios. Lo más curioso es que la UE distinguía entre la leche de origen vacuno de las de ovino o caprino, quedando estas últimas fuera de la cuotas de producción. Y eso tuvo sus consecuencias que veremos en otra entrada.

La cuota de producción no fue la única regularización del sector que se llevó a cabo: medidas de carácter higiénico y salubridad, de densidad por explotación así como incluso de transporte o métodos extractivos, se fueron introduciendo en la vida de la ganadería, mejorando lógicamente la calidad de vida de los animales y de las producciones, pero por el otro incrementando los costes de producción. Eso trajo consigo dos consecuencias casi inmediatas: la primera fue la pérdida de miles de cabezas de vacuno explotadas para leche en pequeñas explotaciones familiares para irse concentrando con los años en las medianas y grandes explotaciones. La segunda todavía más interesante fue que esas explotaciones lácteas se desplazaron de las zonas de montaña a zonas más sur y orientales, regiones que tenían a la vez más próximas las producciones de cereales de engorde del ganado. Lo podemos comprobar en la tabla siguiente referido a la provincia de León, aunque con evolución extrapolable a Zamora:



1.989
2.009
DIFERENCIA
EXPLOTACIONES
CABEZAS
EXPLOTACIONES
CABEZAS
EXPLOTACIONES
CABEZAS
>=  0.1 a < 1 ha
628
1.501
113
1.996
-515
495
>= 1 a < 5 ha
4.292
16.153
199
2.899
-4.093
-13.254
>= 5 a < 10 ha
3.891
24.510
169
2.733
-3.722
-21.777
10 a 20 ha
3.671
37.503
317
10.218
-3.354
-27.285
20 a 50 ha
2.063
28.289
556
27.262
-1.507
-1.027
50 a 100 ha
519
7.386
410
30.148
-109
22.762
>=100
111
2.674
307
32.636
196
29.962

¿Cómo han variado las cabañas vacunas leonesas?
Vamos a verlo con algunos datos cuanto menos curiosos que reflejan a qué punto la cabaña ganadera leonesa ha evolucionado en un espacio de tiempo relativamente corto.


censo total
vaca de ordeño
vacas
frisonas
otras razas
no ordeño
1986
158.847
49.904
48.556
3.445
1987
161.661
51.999
47.832
3.326
1988
156.984
46.260
51.593
4.065
1989
162.278
50.124
45.916
4.329
1990
146.328
50.316
35.058
5.415
1991
132.377
45.591
30.676
4.966
1992
110.754
33.825
29.100
8.937
1993
113.415
36.530
14.399
15.211
1994
126.727
37.852
21.120
16.313
1995
135.461
41.906
18.959
19.959
1996
129.608
38.828
15.243
19.257
1997
136.019
48.129
8.974
21.639
1998
115.612
34.071
11.844
17.632
1999
142.437
47.871
12.243
25.501
2000
149.968
49.184
17.136
28.061
2001
150.135
38.025
9.922
25.983
2002
159.919
26.846
11.881
38.041
2003
169.163
35.346
10.952
38.715
2004
128.842
27.302
7.233
31.207
2005
126.353
22.386
9.415
30.078
2006
122.079
25.739
6.004
31.949
2007
143.234
25.739
6.196
40.104
2008
113.134
23.086
2.728
35.818
2009
112.350
19.789
557
30.634
2010
118.142
23.411
1.893
34.744
2011
121.511
25.130
235
31.772
2012
121.511
27.427
0
32.319

Hasta 1986, la variedad de razas vacunas de ordeño en suelo leonés era amplio, podríamos decir que casi todas las razas se aprovechaban para leche y carne a la vez: sanabresa, parda, alistana, roxa, frisona...todas valían para todo, incluso para trabajo. Con el tiempo la raza frisona se convirtió en la raza de referencia para la producción de leche e hizo desaparecer de las estadísticas al resto de razas que se dedicaron a la producción de carne. La razón es simple, la frisona es una raza con altos rendimientos en cuanto a producción de leche, pero para carne no se adapta bien ni al clima de montaña ni al pastoreo extensivo, sucediendo todo lo contrario en las razas más tradicionales del País Leonés.
fuente: wikipedia.
 Ahora veamos otra tabla todavía más interesante:


Producción láctea
(miles de litros)
Ratio prod.
vaca lechera (miles litros/)
carne bovina (t/canal)
Ratio carne por cabeza bovina
1986
298.041
3,0
6.961
2,02
1987
240.579
2,4
9.762
2,94
1988
266.433
2,7
8.284
2,04
1989
306.746
3,2
7.476
1,73
1990
286.622
3,4
11.199
2,07
1991
351.249
4,6
13.109
2,64
1992
272.961
4,3
12.691
1,42
1993
248.506
4,9
9.523
0,63
1994
206.430
3,5
9.442
0,58
1995
240.643
4,0
10.543
0,53
1996
259.437
4,8
14.517
0,75
1997
247.416
4,3
9.462,6
0,44
1998
219.838
4,8
16.682
0,95
1999
191.326
3,2
17.088
0,67
2000
189.666
2,9
17.860
0,64
2001
248.557
5,2
18.231
0,70
2002
246.219
6,4
15.762,1
0,41
2003
210.544
4,5
17.542,7
0,45
2004
250.125
7,2
14.686,0
0,47
2005
238.227
7,5
10.587,2
0,35
2006
221.254
7,0
9.061,0
0,28
2007
221.646
6,9
8.706,9
0,22
2008
264.458
10,2
7.934,2
0,13
2009
253.967
12,5
7.828
0,26
2010
248.361
9,8
7.101,4
0,20
2011
241.489
9,5
7497.8
0,24
2012
229.886
8,4
6.876,7
0,21

si bien la producción ha decaído ligeramente, la producción por animal se ha multiplicado casi tres veces, gracias a su concentración en la raza frisona. Por otro lado, apreciamos que la producción de carne es en menor cuantía por cabeza, y esto se origina en que las carnes se buscan de mayor calidad (que es lo que demanda el mercado), mucho más magras que antes y estas requieren regímenes de semiestabulado o pastoreo y no de estabulado como era lo más frecuente.

¿Cuánto ganaba un ganadero con la leche?
Finalmente vamos a ver otro dato también muy interesante y que ha sido motivo de polémicas mediáticas y reclamaciones de los ganaderos, el precio percibido en euros por cada 100 litros:


1986
21,74
1987
21,20
1988
22,96
1989
26,91
1990
22,80
1991
21,66
1992
21,68
1993
23,63
1994
26,39
1995
27,26
1996
27,44
1997
27,87
1998
29,22
1999
28,38
2000
28,20
2001
31,60
2002
29,50
2003
31,19
2004
31,68
2005
31,25
2006
30,51
2007
36,41
2008
39,08
2009
30,02
2010
30,03
2011
32,3
2012
31,35

Las cifras son las oficiales marcadas por el Ministerio de Agricultura y la Junta de Castilla y León. Es de las poquísimas producciones agrarias en que el precio se ha ido incrementando con los años. Ahora bien, el dato es engañoso, pues no se tiene en cuenta ni el incremento del IPC ni de los costes fijos para el ganadero que han subido año tras año, no reflejándose realmente la pérdida de ingresos. Si hacemos la conversión a euros constantes con base en 1986, obtenemos estos valores:


1986
21,74
1987
19,87
1988
20,32
1989
22,08
1990
17,43
1991
15,43
1992
14,62
1993
15,37
1994
16,61
1995
16,64
1996
16,35
1997
16,26
1998
16,93
1999
16,17
2000
15,78
2001
17,34
2002
15,91
2003
16,49
2004
16,62
2005
16,12
2006
15,42
2007
18,18
2008
19,04
2009
14,62
2010
14,53
2011
15,34
2012
14,72

¿Cómo se comercializaba la leche hasta ahora?
Lo explicaremos a muy grosso modo: la práctica totalidad de ganaderos lácteos tenían su producción comprometida con una empresa láctea, bien a través de cooperativas de producción (caso de la desaparecida como tal Gaza en Zamora o Lar en León) o bien a través de empresas lácteas (Central Lechera Asturiana, Pascual, Lauki, President...). Dichas empresas pactaban unos precios con el ganadero de compra y a cambio se le exigía unas producciones con unas condiciones de calidad de leche. Vender la leche de modo particular era tarea casi imposible dado que se establecían unas cuotas repartidas en función de producciones previas y cabezas censadas, y si se excedían la multa era la consecuencia, y quienes dictaminaban en última instancia esas producciones eran las empresas lácteas.
fuente: web Gaza
Las empresas lácteas a su vez se encontraban con otro problema y era el precio final de venta al público, distorsionado por las grandes cadenas de distribución alimentaria (Carrefour, Corte Inglés...) que competían en el precio más bajo. El resultado era que el consumidor se encontraba con un paquete de leche a precios muy bajos, pero con márgenes para la empresa envasadora de mínimos, por lo que finalmente recortaba el precio al ganadero que era en última instancia el gran perjudicado.

Y sin embargo, y con todo, el sistema de cuotas garantizaba que al menos la actividad pudiera mantenerse gracias al círculo establecido de oferta y demanda cerrada en un producto como era la leche de gran consumo diario, además de saber de antemano el precio que se iba a recibir.

¿Por qué se genera la Marcha Blanca?
Con la entrada en vigor este año de la quinta reforma de la PAC (la llamada PAC 2020), se eliminan las cuotas de producción y se intenta liberalizar al máximo el sector. Eso trae consigo que puede producir leche quien quiera, venderla al precio que lo desee y en la cantidad y modo que se quiera. Dicha liberalización debería redundar en el consumidor en una leche más barata, cosa que el tiempo determinará si es así o no, pero lo que está claro es que el primer perjudicado es el productor, pues ya no tiene garantizada la venta de su producción, y de venderla es casi seguro que su precio se irá reduciendo a medida que la batalla por el precio para el consumidor de la leche envasada siga cayendo. A esto sumar que sus gastos serán por los menos los mismos de ahora si no más.
 Fuente: leonoticias.com
Por ello, y ante un futuro muy incierto del que lo más probable es que se salde con el cierre de cientos de explotaciones, los ganaderos leoneses se movilizan solicitando que el estado se implique en la defensa de un sector estratégico no solo para la economía sino para la alimentación básica de la población como es el lácteo.

¿Qué soluciones caben?
Es muy difícil aportar una solución clara y digamos que definitiva para el sector. El problema de partida ha sido la existencia de la cuota láctea que ha limitado el libre desarrollo, cuando pudo tener en su momento ayudas a ganaderos o por cabeza de ganado. Aquí algunas de las propuestas que se barajan:
  • precio mínimo de compra: totalmente inviable legalmente en toda la UE dado que es un sector liberalizado. Los precios mínimos de compra, garantes en muchas ocasiones de producciones y la renta agraria del campo, desaparecerán previsiblemente en 2020 de todas las producciones.
  • Ayudas según modelo francés: es una propuesta bastante aclamada por parte de algunos sectores ganaderos y sindicatos agrarios, pero hay que aclarar que tampoco es como se pinta. Por un lado no es cierto que exista un precio mínimo pues ya dijimos que es legalmente imposible al ser un sector liberalizado. Lo que sí hay es una ayuda por cabeza de explotación consistente en 34 euros, que se incrementan en otros 10 euros si inicias la explotación láctea. Esas ayudas se incrementan hasta los 71 euros si la explotación está en regiones desfavorecidas (zonas de montaña) que a su vez pueden sumar otros 15 euros anuales por cabeza durante tres años más si inician la explotación. La cuestión es que la explotación láctea leonesa no se concentra mayoritariamente en las zonas desfavorecidas leonesas de montaña sino en las desfavorecidas por niveles de población (ver listado de municipios desfavorecidos) así que de implantarse esta medida habrá que tener en cuenta ese hecho.
  • Ayudas propuestas por el gobierno español: aunque todo son propuestas en el aire, el gobierno español propone una ayuda de hasta 300 euros por cabeza de vacuno lácteo que se tenga, cifra muy superior al modelo francés y que sí que sería una garantía real de pervivencia de las explotaciones. sin más datos ni condiciones al respecto, podemos temer que es una ayuda demasiado cuantiosa respecto a lo ofertado incluso en épocas anteriores desde Bruselas, organismo con mayor liquidez que el Ministerio de Agricultura, por lo que su carácter netamente electoralista dada la proximidad de elecciones es por ahora el mejor calificativo.
El consumo de las marcas propias: caso de Central Lechera Asturiana
Los ganaderos leoneses quieren que el consumidor opte por el consumo de leche leonesa. Actualmente en el País Leonés existen tres empresas lácteas envasadoras: Gaza (Zamora), Lar (León) y Lactiber (León), siendo esta última envasadora en exclusiva de la leche de Mercadona. Gaza pasó de ser una cooperativa de éxito a una empresa privada por decisión de sus socios. Lar es la única cooperativa existente y por ahora la que más trabaja en pro de los ganaderos de la provincia de León, no sin ciertas controversias. A mayores podríamos citar las marcas de leche fresca como La Praderina, que todavía no acaban de arrancar entre los consumidores dado su mayor precio.

Podemos resaltar el caso de Central Lechera Asturiana que es la marca más vendida en Asturias, sea de productos lácteos o no, incluso por encima de otras marcas dominantes como Coca-Cola. El público asturiano asume que es una marca de leche, asturiana, que trabaja con lácteos asturianos (si bien tienen ganaderos de más lugares), y la propia marca recalca machaconamente su origen geográfico. Todo ello a pesar de que no es la más barata del mercado frente a marcas blancas y otras de menor precio. Los beneficios son claros: más de 6.000 ganaderos son productores de la marca y unos 1.110 trabajadores vinculados a la recogida y manufactura de la leche y derivados.
Fuente: web Central Lechera Asturiana
Si un leonés quisiera comprar leche leonesa envasada en suelo leonés, deberá escoger entre las tres envasadoras, aparte de los pequeños productores como La Praderina citada antes. Lactiber es fácil, simplemente es acudir a cualquier supermercado de Mercadona y adquirir su marca propia. Gaza se ha acogido bajo el sello Tierra de Sabor e incluso envasa una leche con dicha marca y etiquetada como "leche de Castilla y León", y en teoría debería ser leche de cualquier origen dentro de dicha comunidad.

En último lugar está Lar, que si bien comenzó publicitándose como "la buena leche leonesa", al final se acogió al sello Tierra de Sabor e incluso se rumoreó que envasaba leche marca Tierra de Sabor, con toda la polémica que generó al respecto de pérdida de identidad e incluso rechazo de los consumidores al desconocer dicha marca. La cooperativa tuvo que salir al paso de tales acusaciones (http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/lar-desmarca-tierra-sabor_668018.html). Con todo, lo cierto es que es una leche de escasa distribución en las grandes cadenas alimentarias que además debe competir en precios con marcas blancas, y cuyo envasado, quitando el léon, tampoco destaca su origen como sí hace su competidora asturiana.
fuente: web de Lar
Por ello, lo que podría ser una solución puente (o definitiva) mientras el mercado se regula, el fomento del consumo de marcas propias, puede encontrarse con el eterno problema leonés de renegar de lo propio y aplaudir lo vecino, o que simplemente lo que hay propio no acaba de convencer. Volvamos a recordar el caso de Central Lechera Asturiana, que es la más vendida en Asturias y el por qué. Futuro incierto espera a nuestros ganaderos.

Entradas populares de este blog

QUÉ ES UN ADIL

Cuando me planteé el hacer un blog sobre el mundo agrario leonés, y supongo que todo el mundo le pasará lo mismo, era primero cómo llamarlo. Como amante de la cultura leonesa, intenté recuperar aquellas palabras o expresiones vinculadas con el campo y que fueran netamente leonesas.
Finalmente escogí adil, una palabra que hace referencia a un terreno que está sin cultivar pero que no necesariamente sea improductivo, sino que se puede decir que está en descanso o simplemente es que no hay necesidad de plantarlo. Es una palabra netamente leonesa, y salvo error, no está recogida en ningún otro lugar que no sea León o Zamora. Me dicen que Existen palabras equivalentes en castellano, barbecho, pero no es exacto. Y aquí entramos en esos matices que cargan de significado a una palabra:

barbecho es una tierra que se deja descansar dentro de una rotación de cultivos. Tradicionalmente solía ser plantación de cereal por varios años y uno o dos años de leguminosas o bien de descanso sin cultivo, que…

Garbanzo Pico Pardal ¿mito o realidad?

desde el año 2010 se viene sucediendo una polémica agroalimentaria acerca de un garbanzo cultivado en la región leonesa de Maragatos y que se considera como una variedad autóctona. Hablamos del garbanzo Pico Pardal, usado muy profusamente en la gastronomía maragata tanto para el mítico cocido maragato como con otros platos tradicionales de garbanzos. Aquí una muestra tomada de la página abuenbocado.com.
El origen de la polémica surge cuando mayo de 2010 se crea la Asociación Promotora Pro Garbanzo Pico Pardal en Valdeviejas de mano de algunos entusiastas de la gastronomía maragata y restauradores. Su objetivo es reconocer como variedad propia este garbanzo y lograr algún etiquetado de calidad o incluso la denominación de origen. Su nacimiento promovió primeramente un debate sobre esta variedad. y lo que parecería una iniciativa loable en defensa de nuestra debilitada producción agraria, se ha ido convirtiendo en una agria polémica que en poco o nada favorece ni al garbanzo ni a la im…

El lúpulo leonés, un cultivo ignorado

Durante años el cultivo del lúpulo fue referencia en la agricultura leonesa. Su presencia era más que frecuente en buen parte de la provincia de León en las áreas de ribera, cubriendo casi todo el centro y este de esta provincia. Con los años la superficie del lúpulo decayó hasta niveles mínimos, y hoy día es la provincia de León la exclusiva productora de una planta tan explotada económicamente como desconocida y poco encauzada comercialmente.

EL LÚPULO Y LA PROVINCIA DE LEÓN El lúpulo es una planta natural de Europa, Asia occidental y Norteamérica, pero su explotación comercial en la península no comienza hasta bien entrado el siglo XX. Por entonces la cerveza fuera de los lugares de más tradicional consumo europeo, era un artículo entre extraño y poco frecuente, siendo el consumidor más tendiente a las bebidas clásicas como el vino. A comienzos del siglo XX los procesos industriales de embotellado y conservación permitieron una mejor comercialización y transporte. Su empuje como be…